Archivo de la categoría: Inversión

«Padre rico, padre pobre», ideas que me llevo

Ya he acabado el libro «Padre rico, padre pobre», y la verdad es que me ha gustado mucho. Hay muchísimas ideas interesantes, y ahora mismo yo me llevo las siguientes:

1.- La columna de activos ha de protegerse: el balance general se divide en Activos y Pasivos. Los activos son los que generan flujo de dinero positivo a tus bolsillos (acciones, bonos, alquiler de inmuebles, etc.), y los pasivos los que lo sacan de tus bolsillos (hipoteca, coche, etc.). Hacerse rico dice es hacer crecer la columna de activos. Es decir, además de tener unos ingresos, para hacernos ricos debemos cultivar esta columna.

Una idea muy sencilla que guía las decisiones a la hora de hacerse rico.

2.- La estrategia de trabajar, ahorrar, invertir a largo plazo diversificando no te llevará a la riqueza, al menos hasta dentro de muchos años (aunque es verdad que dependiendo de tu sueldo y de la cantidad con la que eres capaz de vivir, puede ser un proyecto a corto plazo, pero no es mi caso). Kiyosaki habla de 2 estrategias que sigue, la adquisición de inmuebles y la compra-venta de acciones de pequeñas empresas con gran potencial.

Esta idea es interesante de cada a hacer inversiones futuras, pensar si seguir con esta misma estrategia o probar algo nuevo. Cuenta una historia de una amigo suyo que con 8.000 dólares iniciales, sin ningún préstamo del banco, logra llegar a una rentas mensuales de 3.000 dólares, mediante la adquisición de inmuebles. Esto lo logra con la ayuda de Kiyosaki, y si pudiera contar con su ayuda, yo también haría una inversión de este tipo, jeje.

Y si pruebo algo nuevo, otra cosa que me llevo es la importancia de contratar servicios de profesionales expertos, sin escatimar. Si ellos ganan bien, se esforzarán en hacerte ganar a tí también. El tema de la inversión en bolsa pero a medio plazo, sin especulación, es algo que le voy dando vueltas.

3.- La importancia de la educación financiera: la contabilidad, las inversiones, el mercado y las leyes. Cuanto más sabemos, mejor nos manejamos con el dinero y menos arriesgadas nos parecen las inversiones.

La verdad es que con estos libros estoy descubriendo y reflexionando mucho sobre mi relación con el dinero, y creo que es algo que tenía que trabajar. Y aprender sobre todas estas cosas es algo que me va apeteciendo cada vez más. Y hablar de dinero también.

4.- Trabajar para uno mismo. Si tenemos que dedicarle más horas al trabajo, que sea para nuestro beneficio, no para beneficio de un jefe. Nuestra vida es muy inestable cuando nuestros ingresos dependen de una tercera persona, nuestro empleador. En cambio, si dependemos de nuestras habilidades, es más gratificante (además de más seguro, ya que está en nuestras manos y no en las de otro).

Esto justo ha coincidido con un momento en el trabajo en que tengo responsabilidades comerciales, con lo cual estoy muy enfocada a mejorar estas habilidades, porque además creo que me van a servir para cualquier proyecto de trabajo o de vida. Y el tema de crear mi propia empresa es algo que sigo dándole vueltas, para ver cómo le doy forma.

5.- Las empresas, o corporaciones, como él las llama, protegen el dinero. Esta idea va bien saberla para si, más adelante, tengo dinero que me interesa proteger. No he acabado de entender algo que ha comentado en el libro sobre que las corporaciones pagan impuestos una vez han pagado los gastos y sobre el dinero que les queda entonces, y no sobre los beneficios. Esto voy a investigarlo, porqué me parece raro.

Otra cosa que estoy haciendo es juzgar menos a la gente que utiliza situaciones legales, como gente que tiene empresas con bienes inmuebles u otras estrategias que desconozco, para proteger su dinero.

6.- Confiar en ti. Eso suena a autoayuda, pero si trabajas para tí mismo, es algo que tienes que hacer, porque si no, no vas a poder construir nada que sea rentable. La confianza en uno mismo también es muy importante para los negocios.

La verdad es que no acabaría de decir cosas importantes que me llevo, pero creo que estas son las que a mí, en este momento, me han llegado más. Si te lees el libro, no dudes en comentar los aprendizajes que te has llevado.

La inversión en Bolsa: dilemas éticos

Hubo una época de mi vida en la que me generaba muchos dilemas éticos invertir en Bolsa, y estaba totalmente en contra. En el momento en qué aprendí todo lo que la Bolsa podía hacer por mí, empecé a cuestionarme todos estos dilemas y a pensarlos con más detenimiento. Los temas que voy a tratar a continuación aún ocupan parte de mis pensamientos y no los tengo todos resueltos, puedo vivir con las contradicciones que me suponen.

Estos son los temas que me cuestiono hoy en día:

  • Invertir en Bolsa es especular: esto no es cierto, sino que hay distintas estrategias y no todas ellas consisten en especular. En concreto, la estrategia a largo plazo, en la que no vendes, sino que compras y mantienes las acciones, no es especulación, porque, porque no obtienes beneficios aprovechando las diferencias de precios entre las acciones. Esta es la definición de especular según la RAE:

«Efectuar operaciones comerciales o financieras con la esperanza de obtener beneficios aprovechando las variaciones de los precios o de los cambios»

  • Algunas empresas pueden ir en contra de tus valores en situaciones determinadas: por ejemplo, una empresa de autopistas que quiere construir una autopista en el Amazonas. Me digo: es imposible estar de acuerdo al 100% con las decisiones que toman otras personas, y menos las empresas, pero lo importante no es estar de acuerdo con todas las decisiones, sino que la balanza con las cosas positivas por un lado, y las negativas por el otro, se decante hacia lo positivo. Algunas empresas tienen cosas muy positivas: mejoran nuestra calidad de vida, nos permiten tener agua corriente, electricidad, comida, poder ir de un sitio a otro de manera segura o dan trabajo a mucha gente. Seguro que hay decisiones que toman que para mí son negativas, pero la balanza al final es positiva. Aquí creo que lo que hay que tener en cuenta son nuestras líneas rojas, es decir, aquello que nos parece que no debe hacer una empresa en la que invertimos. Una línea roja por ejemplo puede ser la venta de armas. Y otra cosa a tener en cuenta es que las empresas realizan acciones de mucha envergadura sobre la sociedad, con lo cual, tanto las cosas positivas como las negativas, también van a ser de una cierta envergadura. El mundo es complejo y toda acción que tiene repercusiones sobre mucha gente es compleja de evaluar.

 

  • Este es el punto con el que estoy más descontenta, y es que, por el momento, invierto en una empresa que financia empresas de producción de armas (un banco). La cantidad es muy pequeña, pero está ahí. No he investigado aún la empresa que fabrica las armas, y sus armas pueden ir destinadas a muchos sitios. No tengo la visión, que considero un poco ingenua, de pensar que las armas no son necesarias en este mundo (por desgracia, tal y como está nuestro mundo, creo que algunas armas son necesarias). Aún así, me resulta complicado convivir con la certeza de que invierto en un banco que financia empresas de armas.

 

  • No conozco en profundidad la política de impuestos a las empresas, pero después de leer el libro de Gregorio Fernández me parece que tienen una carga impositiva muy alta para todo el beneficio que generan.

No creo que, defendiendo todas estas opiniones, no pueda a la vez seguir defendiendo mis valores yendo a manifestaciones, participando en asociaciones sin ánimo de lucro o votando a determinados partidos políticos. Invertir a largo plazo en Bolsa y defender ciertos valores al mismo tiempo no es ser una hipócrita. Considero que puedo aceptar este nivel de complejidad en mis acciones y, por ahora, no tener una mala consciencia.

Revisión mensual 1 – Octubre 2018

Es principios de mes y voy a empezar a hacer una revisión de los gastos, ingresos, el ahorro y la inversión del mes anterior.

En términos de Gastos, la proporción de este mes de Octubre ha sido ésta:

  • Alquiler piso: 28.29%
  • Agua: 3.49%
  • Gas: 0.00%
  • Internet + móvil: 14.96%
  • Comida: 18.11%
  • Transporte: 5.74%
  • Médico: 20.37%
  • Transporte: 9.05%

Como cosas a destacar, he tenido algunos problemas con el operador de internet y el precio ha sido más alto de lo habitual, lo mismo me ha pasado con el médico.

Los ingresos este mes han sido los de mi trabajo por cuenta ajena y la venta de una mochila a través de Wallapop, lo que ha supuesto un incremento del 0,72% de mis ingresos. No ha sido mucho dinero esta venta, pero lo guardo para la hucha del médico (un poco aquí, un poco allá, todo suma). Actualmente estoy cobrando el sueldo en este trabajo en 14 pagas, razón por la cual mis ingresos mensuales son inferiores de lo que representaría un sueldo de 12 pagas, pero para el año que viene ya lo he arreglado para recibirlo en 12 pagas, y así puedo disponer de manera más continua de efectivo para invertir.

La tasa de ahorro este mes ha sido del 36.68 %. Este mes he tenido algunos de los gastos extraordinarios que comentaba, de manera que esta tasa es más baja de lo que me he marcado como objetivo, un 45%. Para el sueldo que tengo, considero que esta tasa es más que aceptable. Quiero ir mejorándola a medida que, midiendo todos mis gastos, sea más consciente de en qué gasto más y cómo puedo así reducirlo.

En lo que se refiere a la inversión, mi cartera de valores este Octubre está de la siguiente manera:

  • ACS: 10.98%
  • BBVA: 21.59%
  • CaixaBank: 13.38%
  • Catalana Occidente: 23.59%
  • REE: 15.39%
  • Telefónica: 12.53%
  • Triodos Bank: 2.56%

He querido diversificar mi cartera des del inicio, para evitar riesgos des del inicio mismo. Por ahora no tengo empresas internacionales, pero es algo que quiero incorporar en los próximos meses, con el objetivo de diversificar en países y en sectores, ya que hay algunos sectores, como el de la Alimentación, que no me convencen las empresas españolas.