Archivo de la categoría: Transporte

Tiempo de lecturas

Mirar las maneras de recortar gastos en los recibos de electricidad, agua o transporte no me está costando demasiado. Ahora que voy andando al trabajo me siento más despierta todo el día y me es más fácil concentrarme. Con la electricidad, cambié de empresa el año pasado y los recibos son menos de la mitad!! (la anterior, no sé qué es lo que tenía, pero las facturas eran altísimas, me parece un robo ahora…).

Pero lo que es difícil de gestionar son los 80 euros que cada mes me dejo para ocio y necesidades varias que surgen (un cargador de móvil, depilarse, la peluquería, unas plantas, un viaje a Madrid a ver a mi familia …). El mes de diciembre además ha sido un mes de regalos, con lo cual he querido ahorrar todo lo posible en la categoría de ocio (aunque creo que no me he salido con ello). Cuando tengo un gasto grande un mes, como por ejemplo los regalos de navidad o ahora en enero que se me ha roto la lavadora y tengo que comprarme una nueva, o un dominio para un proyecto web, intento ahorrar al máximo con los gastos de ocio, pero entonces el mes se hace bastante duro. Creo que lo que voy a hacer es considerar estos gastos a parte y hacerme a la idea de que no puedo ahorrar tanto de estas cosas, con lo cual buscar alternativas de categorías donde ahorrar.

Bueno, dicho esto, hace algunas semanas que estoy muy motivada en leerme varios libros sobre economía y empresa, a raíz de un libro que me leí que se llama “El éxito” de un productor teatral, un sector que me gusta mucho. Y por fin este fin de semana me he comprado algunos de los libros que quería:

  • Steve Jobs, de Walter Isaacson (este ya lo tenía)
  • El libro negro del emprendedor, de Fernando Trías de Bes
  • Padre rico, padre poble, de Robert T. Kiyosaki
  • Los secretos de la mente millonaria, de Harv Ecker
  • El millonario de la puerta de al lado, de Thomas J. Stanley y William D. Danko

Tengo una relación contradictoria con el dinero, desde siempre, y leyendo sobre el tema busco encontrar la relación sana con él. Por un lado, me apetece tener dinero para poder vivir cómodamente y cuidarme (ir al osteópata, al dentista habitualmente, etc.) y hacer cosas que me gustan (como viajar o comer de restaurante), y por el otro lado, no le tengo nada de aprecio y quiero que rija mi vida lo mínimo posible. A ver si consigo decidirme por una de las vías, así puedo dirigir todos mis esfuerzos en conseguir una cosa u la otra. ¡Ideas sobre como mejorar la relación con el dinero son bienvenidas!

Categorías de gasto (3): el Transporte

Retomando la serie de posts sobre las categorías de gasto, éste lo voy a dedicar al Transporte.

Y es sencillo: no tengo coche, porqué vivo y trabajo en la misma ciudad, y los gastos que supone no decantan la balanza al sí. Estos gastos son:

– Coche
– Seguro
– Gasolina
– Parking (opcional, aunque es complicado aparcar en la calle viviendo en una ciudad como Barcelona)

No necesito coche y vistos estos gastos, tampoco lo quiero, por lo que voy andando, en transporte público o en bicicleta a todos lados. La moto no la considero, ya que no me gusta, y también es un gasto relevante.

Hasta ahora me compraba una tarjeta que me permitía hacer 50 viajes en 30 días. Con esto me iba muy bien para ir al trabajo en bus y para los viajes de ocio. Para intentar ahorrar un poco he decidido ir caminando al trabajo, lo que me lleva unos 30 minutos (y también en bici). Además de ahorrar, es bueno para la salud y empiezo el día con más energía. Y utilizar los viajes únicamente cuando impliquen viajes más largos, o en viajes de ocio para ganar tiempo.

Haciendo todo esto no creo que ahorre más de 10 euros al mes, pero algo es algo. De todos modos, es una estrategia con la que seré bastante flexible, y si alguna vez me canso, no me lo pensaré mucho en volver al tipo de billete de 50 viajes.

Además de esto, gasto unos 8 euros al mes para ir al médico fuera de la ciudad, y en breve voy a dejar de hacerlo, con lo cual, en un futuro será un gasto de menos que tendré.

En total, no es mucho lo que puedo ahorrar, porqué ya no gastaba demasiado, pero hay categorías de gasto en las que se puede hacer de más y de menos. Y esta es una de las que tengo menos margen.