Mi patrón del dinero

El libro que me estoy leyendo ahora sobre finanzas es “Los secretos de la mente millonaria”, de T. Harv Eker. Es fantástico, y te hace reflexionar mucho sobre tu relación con el dinero, lo que él llama tu patrón del dinero. Hay varios ejercicios para pensar en cómo tus vivencias con el dinero en tu infancia, hechos aislados, la relación de tus padres con el dinero, lo que hablaban ellos sobre el dinero, lo que decían, etc. influyen en tu patrón actual del dinero.

Quiero compartir mis creencias sobre el dinero que tenía hasta ahora que marcaban mi vida financiera, para no olvidarlas y saber qué es lo que no quiero hacer ni a qué situación volver:

  • Como ya he comentado algunas veces, en mi casa, desde la infancia hasta mi primera juventud, tanto mi padre como mi madre no hablaban casi nada de dinero. No recuerdo ni una conversación acerca del dinero. Yo tampoco preguntaba, por supuesto, pero nunca tuve la percepción de que me faltaba nada. No teníamos lujos, pero nunca he sentido que me faltara nada (tampoco era muy materialista entonces). Y yo conmigo misma he reflexionado muy poco en serio sobre el dinero hasta ahora.
  • No quería tener dinero porqué no quería parecerme a uno de mis padres, por motivos personales. Por contra, quería parecerme más al otro, que era quién tenía menos dinero (mis padres se separaron cuando yo tenía 9 años y he vivido con cada uno de ellos desde entonces).
  • Querer dinero me hacía sentir culpable. Esto tenía su raíz en un hecho de mi infancia, que todavía recuerdo. Curiosamente, desde que he pensado en él y he relacionado una cosa con la otra, este incidente ya no me viene a la cabeza cómo cuando antes pensaba en el dinero.

Con sólo estas tres reflexiones ya me he desecho de mi patrón del comportamiento, que consistía en tener lo justo para vivir, incluso menos y que me tuvieran que ayudar (lo mismo que le ocurrió a uno de mis progenitores en una época con una de mis actividades extraescolares). Y en ahorrar muchísimo, por lo que pudiera pasar. Y porqué tenía que ir justa de dinero. Si cobraba bien, tenía que ahorrar la mayoría por si pasaba algo y vivir con lo justo (esto todavía lo hago, pero con la intención explícita, y no sin saber porqué, de ahorrar para conseguir la independencia financiera).

Es increíble cómo puede cambiar este patrón del dinero con estos ejercicios más las reflexiones sobre la disposición de la mente millonaria que hay en el libro. Ahora estoy construyendo un nuevo patrón que me sirva para tener abundancia y vivir bien. Voy a ser ambiciosa y a querer llegar a un nivel de vida muy bueno, sin sentirme culpable o mal.

Mi motivo para la Independencia Financiera

Desde que empecé todo este camino hacia la Independencia Financiera, sentía que debía hacerlo, pero no sabía identificar el motivo exacto de mi decisión. En muchos aspectos relacionados con la vida financiera (la IF, montar tu propio negocio, etc.) siempre hablan de la importancia del motivo, porque es nuestro motor para comprometernos y luchar por nuestro objetivo.

Y hace un par de días lo vi claro: mi motivo para conseguir la Independencia es ser libre, sentirme libre. No quiero dejar de trabajar, seguramente seguiría haciendo algo, porque me gusta, pero sería algo que quisiese de verdad. Y sin la necesidad de ganarme un sueldo que me permitiese vivir, aunque sí para hacer crecer aquello a lo que me dedicara. Seguramente también viajaría, probaría cosas, pero creo que acabaría trabajando de algo y haciéndolo crecer, porque me gusta crear cosas. Y sí, ya tengo alguna idea de qué: una productora de teatro y espectáculos (ballet y ópera).

Hay una duda que me invade, sin embargo, sobre qué actitud tendré cuando consiga la IF: realmente tendré ganas de hacer crecer algo, si no tengo la necesidad económica? Cómo será mi motivación? Yo creo que seguiré teniendo ganas de trabajar en algo, pero seguramente tendré ganas de hacer un parón de algunas semanas para descansar. Y después sólo trabajar en lo que me gusta (lo que hago ahora también me gusta, pero echo de menos hacer algo más artístico).

Resumen mensual 2 Enero 2019

Es principios de mes y voy a empezar a hacer una revisión de los gastos, ingresos, el ahorro y la inversión del mes anterior. Este año mi objetivo es entender a cuánto suben, anualmente, mis gastos básicos para vivir.

En términos de Gastos, la proporción de este mes de Enero ha sido ésta:

  • Alquiler piso: 17.40%
  • Agua: 0.00%
  • Electricidad: 8.58%
  • Gas: 0.00%
  • Internet + móvil: 3.17%
  • Comida: 11.13%
  • Transporte: 3.39%
  • Médico: 8.39%
  • Ocio: 7.45%
  • Regalos: 4.41%
  • Lavadora: 21.78%
  • Web: 2.20%

Los ingresos este mes han sido los de mi trabajo por cuenta ajena y la venta de una mochila a través de Wallapop, lo que ha supuesto un incremento del 0,86% de mis ingresos. No ha sido mucho dinero esta venta. Este mes he empezado a cobrar en 12 pagas, aunque lo iré cobrando progresivamente hasta finales de año. De aquí que la tasa de ahorro no haya sido prácticamente 0.

La tasa de ahorro este mes ha sido del 17.23 %. Este mes he tenido algunos de los gastos extraordinarios que comentaba, la lavadora, de manera que esta tasa es más baja de lo que me he marcado como objetivo, un 45%. Además, ha habido los regalos de reyes y de navidad, que solo he incluido los que he comprado en enero, no diciembre.

En lo que se refiere a la inversión, mi cartera de valores este Enero está de la siguiente manera:

  • ACS: 12.09%
  • BBVA: 16.94%
  • CaixaBank: 8.57%
  • Catalana Occidente: 17.80%
  • Naturgy: 9.65%
  • REE: 13.42%
  • Telefónica: 10.99%
  • Triodos Bank: 2.08%

Estos meses no he invertido tanto como me gustaría porque he creado el fondo de emergencias para imprevistos. La cantidad recomendada que he leído en varios sitios difiere, pero para mí representa poder vivir 6 meses sin trabajo por cuenta ajena (tengo 8 meses de paro y la cantidad es muy justa para vivir, pero me da para vivir y este fondo cubriría estos 6 meses para vivir con más comodidad. De todos modos, estoy intentando ahorrar todavía más y garantizar que no gasto este fondo si dejo de recibir ingresos externos mediante volver a compartir piso! Esto me permitiría ahorrar todavía más y además poder sobrevivir con sólo el paro, sin dinero extra.

Seguramente mi próxima inversión será en una empresa extranjera, seguramente del Reino Unido.