Archivo de la etiqueta: largo plazo

El pensamiento a largo plazo: imaginar mi vida de aquí a muchos años

Una de las cosas en las que me ha ayudado el trabajar por la Independencia Financiera es en pensar en el largo plazo. Siempre me ha costado imaginarme a mí misma en 5, 10 o 15 años. En cambio, desde que he calculado que puedo conseguir la independencia financiera en los próximos 20 años, he empezado a pensar en cómo hacerlo para hacerlo realidad: pensando más en mi carrera laboral y mi evolución y en mi vida personal, en mi intención de tener hijos.

En el ámbito laboral actualmente estoy trabajando como gestora de proyectos y hago algunas tareas más de carácter comercial, ayudando a vender nuevos proyectos. Me gustaría seguir en la senda de la gestión de proyectos, mejorando mis competencias actuales, y evolucionar también hacia la figura de comercial, de venta de nuevos proyectos. Son dos cosas que me gustan y que además, se me dan bien, con lo cual creo que es una buena apuesta. En función de la energía que me dejen estos trabajos, me gustaría desarrollar algo relacionado con el teatro. Ya le estoy dando forma, pero dependerá de tiempo y energía que tenga para ponerlo a la práctica. También me gusta mucho la política, y es algo en lo que voy pensando, aunque también soy consciente de que mis inversiones actuales a largo plazo en la Bolsa supondrían un conflicto de intereses. Y pienso entonces que también hay otras maneras de tener un impacto en la sociedad, como a través del teatro. Este es todo un tema en el que pienso a menudo.

A nivel personal, pues me estoy imaginando a mí con 40 años, 50 años, y me estoy viendo con hijo(s), sin hijos, con 65 años a punto de jubilarme para el estado (o más, en función de cómo se vaya ampliando esta edad, porqué estoy convencida que se va a ampliar). Con otros proyectos más allá de la maternidad y de mi trabajo principal, con pareja, sin pareja. Y voy pensando en todo ello, para decidir en cómo me gustaría vivir los próximos años. Y luego, por supuesto, pienso que la incertidumbre de la vida me puede llevar a situaciones que no son las que me gustaría, pero tener un objetivo o una idea de cómo quiero que sea mi vida en el futuro me ayuda a organizar y priorizar mi vida actual.

En fin, que desde que estoy pensando más en mi vida a largo plazo, tengo todo esto en cuenta a la hora de tomar las decisiones que debo tomar en el presente (un cambio de trabajo, una persona que me gusta, etc.) para conseguir mis objetivos de la Independencia Financiera en el futuro. Además, me siento más segura en mis decisiones.

No me gusta especialmente la Bolsa (aunque sí la economía)

No me gusta especialmente la bolsa. He aprendido cómo funciona la inversión a largo plazo porqué estaba segura que podía sacar una rentabilidad de mis ahorros de alguna manera, pero mi interés, por ahora, se limita a eso. Después de leer los libros de Gregorio Hernández creo que la educación financiera es muy necesaria para cualquier ciudadan@, pero no me apetece aprender estrategias sofisticadas de inversión ni quiero dedicar mucho tiempo a la Bolsa.

Ahora mismo me estoy leyendo el libro «Más cosas sobre la Bolsa: Aprende más para invertir mejor» y quiero leer «Educación financiera avanzada partiendo de cero (Aprenda a gestionar su dinero para transformar su vida» donde puedo aprender a invertir en renta fija, el último ámbito del que por ahora quiero aprender, para poder invertir una cantidad pequeña que pueda tener disponible en un periodo corto de tiempo.

No miro mi cartera más de una o dos veces al mes, y me concentro en la bolsa también una o dos veces al mes, para decidir en qué empresa invertir e ir viendo si es un buen momento. Hasta hace poco que no he conocido el análisis técnico, y lo utilizo por ahora para análisis de carácter mensual y no en periodos de tiempo más cortos, porqué no me compensa estar tanto tiempo pendiente de la bolsa y menos tiempo dedicado a las cosas que me gustan. Todavía estoy buscando el equilibrio entre maximizar la rentabilidad y dedicar el tiempo a otras cosas que me apetecen más.

Así, aunque no te guste especialmente la Bolsa, te recomiendo que aprendas algunas cosas sobre ella que te ayudarán muchísimo a la hora de gestionar mejor tu dinero. Hasta dónde y el tiempo que le quieras dedicar siempre lo decides tú.

La inversión en Bolsa a largo plazo: una guía para empezar

Comenzar a invertir en Bolsa me ponía nerviosa. Tenía muchas ganas de hacerlo, pero a la vez me daba miedo, porqué implica un cierto riesgo. Con esta guía paso a paso de cómo empecé a invertir en Bolsa a largo plazo quiero ayudar a la gente a reducir su nerviosismo a la hora de empezar a invertir. Son pasos sencillos, para ir desde la idea a la acción. Seguro que hay otras maneras de hacerlo, pero esta es la que utilicé y me funcionó:

1.- Disponer de una cantidad de dinero ahorrado: no hace falta tener grandes cantidades de dinero para empezar a invertir. Además, empezar con poco dinero ayuda a familiarizarte con la Bolsa y a gestionar mejor los nervios de la primera vez (¿he tomado una buena decisión invirtiendo mi dinero en la Bolsa?, ¿Habré escogido bien la empresa?). En fin, los nervios de la primera vez aunque estés convencido de que has tomado una buena decisión.

2.- Leer el libro de Gregorio Jiménez «Cómo invertir en Bolsa a largo plazo partiendo de cero: consiga la jubilación que se merece«: Para conocer cómo funciona la inversión en Bolsa, y cómo analizar las empresas en las que invertir. En cambio, no me leí hasta los cinco meses después de hacer la primera inversión el segundo libro del mismo autor sobre el Análisis Técnico y otras técnicas para saber cuando invertir en las empresas que hayamos escogido.

3.- Hacer un resumen (en forma de pasos a realizar) de la estrategia para escoger una empresa para invertir: en el mismo libro sobre la estrategia a largo plazo incluye un resumen sobre cómo hacerlo. Yo plasmé este resumen en un documento y me sirvió mucho (cuidado, no soy ninguna experta en finanzas personales, este resumen recoge lo que a mí me ha parecido lo más relevante).

4.- Hacer un análisis de las empresas que cotizan en la Bolsa para seleccionar aquellas en las que quieres empezar a invertir: primero lo que hice fue seleccionar las empresas de aquellos sectores en los que Jiménez recomienda invertir y a continuación me puse a entender su negocio. Luego seguí los pasos que indico en mi resumen. Sin embargo, por todas las noticias que he conocido a lo largo de mi vida sobre estas empresas, ya tenía una primera intuición de  cuáles quería que fuesen las primeras empresas en las que invertir, aquellas que creía que eran las más fuertes y en las que me sentía más segura. En mi caso fueron Red Eléctrica de España y CaixaBank. Tengo que reconocer que los análisis que hice no fueron tan exhaustivos como los que recomienda Jiménez.

5.- Abrir una cuenta en el bróker que hayamos seleccionado para operar: como ya os conté, para escoger el bróker me basé en los comentarios en los foros de invertirenbolsa.info. La variable más importante para escoger el bróker son las comisiones que tienes que pagar para hacer las operaciones, pero también es importante que sea una entidad que proporcione seguridad al cliente. Por todo esto, me decidí por ING Direct.

6.- Hacer la primera inversión: yo escogí las cantidades de 1.000 euros y 500 euros para hacer las primeras inversiones. Cómo veis, no es mucho dinero, pero ¡mejor que este dinero esté trabajando por mí cuanto antes!

Y estos fueron todos los pasos que seguí para empezar a invertir en bolsa. Algunos de ellos se pueden hacer de forma paralela (y así lo hice en algunos casos), como el análisis de las empresas y escoger un broker, o tener un dinero ahorrado. Lo más importante, sin embargo, es pasar de la teoría a la acción cuanto antes mejor, y empezar a invertir. Porque, una vez te des cuenta de todas las ventajas que tiene tener el dinero invertido y trabajando por tí, te preguntarás: ¿Porqué no habré empezado antes?.